Archivo de news

02. mayo 2019

Marcadores naturales y sostenibles

Se cortan las hojas de plátano en tiras, se las trenza y se pegan sobre un trozo de cartón impreso: así de fácil se puede hacer un señalador para libros. Trenzar las hojas fibrosas de plátano es una artesanía tradicional de La Gomera. Los secretos de esas manualidades fueron revelados a los huéspedes de El Cabrito por Petra, una artesana local de Vallehermoso. Realizar estos objetos, que parecen tan simples, es divertido, pero requiere de paciencia y cierta habilidad. En este taller de artesanía, los huéspedes aportaron lo suyo apoyando especialmente a la Asociación para la Sostenibilidad gomera, que utiliza los marcadores hechos a mano en las ferias canarias para la sostenibilidad.

19. abril 2019

Los conejos de Pascuas de El Cabrito

Más de cien blancos y coloridos conejos de Pascuas decoran este año las ventanas del salón de los plátanos de El Cabrito. Se trata de pequeñas piezas únicas, creadas, recortadas y coloreadas artesanalmente por Lilo C. Karsten. Esta artista berlinesa vuelve a ofrecer a los huéspedes también este año un taller de manualidades para Pascuas, con colores y decoración incluidos.

Con estos conejos de Pascuas de Lilo, únicos e inconfundibles, El Cabrito desea a todos los huéspedes y amigos de la Finca-Hotel: ¡Felices Pascuas!

Sombra sostenible

Las sombrillas de El Cabrito son bellezas rebeldes: se mantienen despeinadas por el viento y enraizadas en la arena o entre las piedras y no pueden ajustarse en altura ni en inclinación. Pero desafían al sol, a las tormentas y a la sal, otorgando sombra generosa y confiable. Y se destacan, sobre todo, por una característica que en El Cabrito se toma muy en serio: son sostenibles. Una vez que su estructura de metal está profundamente anclada en la arena, las frondas de las palmeras dañadas por el uso son simplemente reemplazadas por otras nuevas todos los años. Es así como, para brindar sombra, las 35 pequeñas sombrillas que proporcionan sombra en la bahía de El Cabrito no necesitan plástico, materiales no degradables ni sustancias químicas. Son un regalo a la naturaleza.

11. marzo 2019

Mesa de pool

El bar de la playa de El Cabrito ofrece una nueva e importante atracción: una gran mesa de pool. Buen ambiente, música genial, un sabroso cóctel, y ¡a jugar!

21. febrero 2019

La magia de la naturaleza

¡Vuelven los árboles de mango! ¿Se acuerda? En mayo de 2018 había filas de árboles blancos en este lugar. La imagen muestra los troncos y ramas sin hojas de nuestros antiguos árboles de mango, a los que habíamos protegido del sol cortándolos drásticamente y cubriéndolos con una capa de cal. Ahora, casi un año después, esas figuras fantasmagóricas están irreconocibles. Cada árbol tienen copas frondosas, densas, verdes y muy sanas. Admiramos el poder credor de la naturaleza y nos alegramos por la cosecha futura. Esperamos las primeras flores el año que viene, y en el verano nos esperan mangos jugosos para nuestros bufets.

22. enero 2019

El centro de las miradas

Cinco pinturas en gran formato de la artista germano-suiza Ingeborg Lüscher son el foco de atención en el salón de los plátanos Este regalo tan especial que nos hicieron nuestros huéspedes a fin de año nos alegra mucho. Y nos sentimos felices de poder mostrar estas obras de arte tan expresivas en el salón de los plátanos, recién renovado. Insonorizado y con un nuevo concepto: así quedó nuestro salón de los plátanos. Luminoso, pero no demasiado, para que los huéspedes puedan usarlo, también después de las comidas, como lugar de encuentro para juegos o simplemente para contemplar los cuadros. Pero en el techo del centenario salón de plátanos hay más novedades. Hemos renovado los elementos de amortiguación del ruido, que estuvieron allí desde siempre, y los hemos mejorado. La tranquilidad, especialmente durante las comidas, beneficia a la salud y favorece el descanso. Y de eso se trata, sobre todo.
Foto: Benoit Tremsal

01. enero 2019

Fuentes de luz sobre el peñón

Una primicia para para fin de año: ayer por la noche dejamos atrás los cohetes, las explosiones y el humo, y recibimos el año por primera vez con fuentes de luz. Nuestra superficie de proyección fue el acantilado que está detrás del bar de la finca. Hubo luces coloridas en lugar de petardos. Nos alegra mucho que, a partir de ahora, esto sea también una señal en favor del medio ambiente, ¡por un feliz Año Nuevo!