Finca ecológica

Hotel rural en un valle prolífero

La finca El Cabrito se ubica en medio de una plantación de diez hectáreas. Cultivamos verduras, hierbas aromáticas y frutas, criamos cabras, plantamos y preservamos setos floridos, árboles frutales y por supuesto también nuestras numerosas palmeras.

Nuestras instalaciones técnicas también son dignas de mención: disponemos de nuestra propia fuente para el suministro de agua potable, tres embalses propios para la irrigación agrícola, una planta depuradora biológica para el desecho de aguas residuales y el tratamiento del agua, así como una planta fotovoltaica que cubre un tercio de nuestro consumo de electricidad.

Además ponemos mucho esmero en cuidar los caminos y áreas de la finca, y en preservar los centenarios muros de las terrazas.